jueves, 28 de junio de 2012

DIVULGACIÓN | Llámame



Cuando llamas a un amigo por teléfono, tu voz no viaja realmente a través del hilo. Lo que tu amigo oye es una copia de tu voz, una copia eléctrica.
Dentro del micrófono de tu teléfono hay una fina hoja de metal llamada diafragma y un pequeño cilindro aislante, situado inmediatamente detrás lleno de gránulos de carbón.
El sonido de tu voz hace que el diafragma se mueva hacia dentro y hacia fuera, o sea que vibre. Al vibrar presiona contra los gránulos de carbón con mayor o menor intensidad.
Al viajar por el hilo telefónico, la electricidad pasa a través del carbón. Cuando los gránulos de carbón están apretados unos contra otros, la corriente circula por ello fácilmente, pero cuando están esparcidos, sólo puede pasar un poco de corriente. Así, la vibración del diafragma hace que viajen por el hilo del teléfono impulsos débiles o impulsos fuertes.
Dentro del auricular del teléfono de tu amigo hay un electroimán. Este electroimán es una bobina de alambre alrededor de un núcleo de hierro. El núcleo de hierro funciona como un imán cuando la bobina recibe corriente eléctrica.
Cuando los impulsos eléctricos, de intensidad variable, llegan al electroimán, provocan la vibración de otro diafragma con la misma intensidad y reproducen los mismos sonidos que tú hiciste. Así tu amigo oye una copia de lo que dijiste, una copia hecha con la electricidad a través de un cable. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)