martes, 13 de agosto de 2013

DIVULGACIÓN | La lechuza: viendo en la oscuridad


Los pequeños animales que bien de día tienen que estar alerta frente al ataque de halcones y águilas. Por la noche el enemigo más temido es otro experto cazador: la lechuza. La lechuza tiene unos ojos enormes, que pueden ver bien incluso casi en la más absoluta oscuridad. Tiene unos oídos tan agudos que puede oír los sonidos más débiles… incluso hasta el ruido de los pasos de un ratón en la distancia. Aunque la lechuza no vea al ratón, lo localizará sólo con escuchar el ligero ruido que produce.
Si la lechuza fuera otra clase de ave, el batido de sus alas podría ahogar el ruido del ratón y espantarlo. Pero como las plumas de las alas de la lechuza son muy suaves, apenas hacen ruido cuando vuela.

Cuando encuentra a su presa, la lechuza la agarra con ambos pies, matándola instantáneamente. Entonces e la traga entera. Varias horas más tarde, devuelve el pelaje y los huesos grandes del ratón en una especie de pelotilla.     

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)