jueves, 14 de noviembre de 2013

TESOROS DE LA EDUCACIÓN | Del diccionario a la Wikipedia


Os invito a un viaje desde el diccionario en papel hasta la Wikipedia. Han pasado muchos años desde que las editoriales y comerciales llegaban a tu casa para venderte una enciclopedia. Eso ya ha pasado a la historia. A través de este tipo de experiencias he podido ir comprobando como la cosas cambian y como la tecnología avanza. En este Tesoros de la Educación, vamos a realizar un paseo por aquellos materiales que dispongo que van desde los impresos hasta la Wikipedia. Iremos retrocediendo en el tiempo ¿os apetece?

Captura del portal Wikipedia
A nuestros alumnos de hoy les preguntas por Wikipedia y saben perfectamente lo que es. El portal se ha convertido en uno de los más visitados de Internet. Ha resuelto la vida de muchos estudiantes desde su aparición en el año 2001. Hoy en día Wikipedia tiene millones de artículos y es una gran fuente de información de todo tipo. El problema: que los alumnos hacen demasiado copy&paste y que el aprendizaje de búsqueda de términos ya no es lo que era.

Las ventajas de Wikipedia son muchas:

  • Podemos acceder fácilmente a un término o concepto que buscamos.
  • Se puede actualizar online. Esto permite una actualización en tiempo real de los artículos.
  • La información es detallada e incluye referencias hacia otros portales de Internet.
  • Existen numerosas imágenes y la posibilidad de vincular unos artículos con otros dentro de la enciclopedia. 
  • Los volúmenes impresos frente a Wikipedia conllevan un difícil manejo.
  • Es de uso gratuito.


Algunos inconvenientes de Wikipedia pasan por: 
  • Artículos con errores conceptuales, posibles trolls, cambios inesperados en información que repercute a la calidad del artículo...
  • La rapidez en la búsqueda de información evita tener que buscar por orden alfabético, lo cual implica renunciar a ese tipo de búsqueda que, por el contrario, en una enciclopedia impresa es imprescindible conocer para buscar información. 
  • Hay que poner la información exacta de lo que quieres y ser muy preciso buscando información. 


Con las enciclopedias de antes eso, no pasaba o quizá acababas con un buen dolor de manos. El antecesor más directo que existe de la Wikipedia son las enciclopedias multimedia. En mi caso yo cuento con dos.


En su época la Enciclopedia Multimedia VOX fue una de las mas conocidas junto a la ENCARTA. Un comercial vino a mi casa y nos "endiñó" esta enciclopedia que pocas veces he usado, la verdad. La evolución de la tecnología fue tan rápida desde que la compré que no me dio tiempo a saborearla. Está bien para lo que era la época, aunque los vídeos y los recursos multimedia que trae ya se quedan demasiado obsoletos. La otra enciclopedia me la regalaron con un curso online que hice hace un par de años. Me sorprendió que todavía existiesen recursos como este, porque hoy en día con Internet todo es posible. La verdad que no la he usado nada (he de reconocer que eché un vistazo a este recurso el día que me llegó y no lo he vuelto a usar).

Este tipo de enciclopedias constaba de varios CD's o DVD's en el caso de los más modernos que introducías en el PC y a través de diversos menús ibas a accediendo al contenido. Al igual que la Wikipedia tenías que meter con el teclado tu búsqueda, y aquí ya se divisaban los primeros síntomas en los que la búsqueda por orden alfabético... se perdía.


En el plano impreso conservo una enciclopedia VOX completa, que no he podido fotografíar porque no la tengo en casa. Lo que si os puedo enseñar es este Atlas que acompañaba a la enciclopedia. Muy completo. La verdad que a día de hoy sirve, aunque los datos de población y tal ya no son lo que eran. Es un recurso en el que se va desglosando comunidad por comunidad relieve, temperatura, clima, población, industria, ríos...

De aquí quiero pasar a otro recurso muy cotidiano en nuestras aulas y que todavía, por suerte, no se ha perdido. Os hablo de los diccionarios. Este es el método para trabajar el tipo de búsqueda que os comentaba antes que aún sobrevive en nuestras aulas. A pesar de ello sus cambios y su evolución también ha sido notable. Actualmente los diccionarios son coloridos y bastante intuitivos para los alumnos. Por ejemplo este de la editorial VOX (ANAYA) es bastante bueno.


Este que os enseño aquí es una edición de 2008. Esta versión es diferente a otra que existe en el mercado que es más diccionario escolar. La versión que veis está diseñada para que los alumnos aprendan a buscar en el diccionario. No trae casi dibujos, es algo que se ha ido perdiendo con los años, pero una de las cosas que si me gusta mucho y que hace la búsqueda más intuitiva para los niños es el abecedario lateral en las páginas con la letra marcada. Eso les facilita mucho la búsqueda. 

También los diccionarios actuales han optado por incluir láminas en el interior o al final como si fuesen anexos, con información detallada sobre diversos temas como conjugaciones verbales o vocabulario básico sobre distintas temáticas. Los diccionarios de antes esto no lo traían. 


Este diccionario escolar de la editorial Santillana es del año 1993. Si os fijáis todavía se sigue manteniendo el aspecto estudiantil y escolar. Santillana apuesta por la imagen en sus diccionarios. Lo ha hecho siempre. Es bueno referenciar términos con dibujos para clarificar a los niños qué es lo que se está definiendo y crear imágenes mentales que ayudarán a realizar las actividades posteriores para las que han realizado la búsqueda. En este caso seguimos observando el abecedario de apoyo en el lateral e imágenes que presentan cada una de las letras al comienzo. 

Pero si retrocedemos unos años más atrás, hasta 1987 llegamos a esto.


Este fue el primer diccionario y el único que tuve durante toda la Primaria. Me lo regaló mi tío. La verdad que aún lo conservo y echándole un vistazo tiene las hojas muy usadas. En clase dábamos mucho uso al diccionario la verdad. Esta versión de la editorial ANAYA es de 1987, pero la primera edición de este diccionario es de 1982 en la que se vendieron 100.000 ejemplares.

La verdad que es un diccionario completo para la época, bastante bueno pero que visto en la actualidad se queda bastante serio y algo obsoleto lógicamente. Es un diccionario que apostaba, como el de Santillana por referenciar algunos conceptos difíciles con dibujos lo cual está bastante bien.

Sin duda son muchísimas las versiones y diccionarios que se pueden encontrar, máxime en la actualidad. Y estaréis conmigo en que la evolución de unos a otros ha sido notable y muy rápida. Seguiremos hablando de este tipo de recursos en muchas más variantes, porque es muy interesante analizar y comprender su evolución educativa en nuestro país.

Óscar Alonso

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)