jueves, 3 de abril de 2014

EXPEDIENTE NEWTON | El medidor de comportamiento


Hace ya algunos meses hablábamos en “Expediente Newton” sobre una iniciativa que muchos centros educativos han llevado a cabo como es el carné por puntos.
Los sistemas para puntuar a nuestros alumnos el comportamiento de clase, pueden ser una buena herramienta si sabemos utilizarla correctamente.
Hoy os propongo esta, que ya he puesto en práctica y ha resultado bastante bien, llevando el éxito asegurado al aula.

El medidor de comportamiento es un sistema muy sencillo de poner en marcha. Tiene un gran efecto en grupos de edades tempranas, puesto que es una forma de que ellos mismos vayan siendo partícipes de la propia actividad.
Con tan sólo una cartulina, creamos una tabla con el nombre de los alumnos y columnas para tantos días como tiene el mes.  Podemos decorar como queramos y poner en marcha nuestra imaginación para adaptar este proyecto a nuestra programación o propuesta de aula.

Medidor de comportamiento de mi aula, todavía sin nombres.
El funcionamiento radica en un sistema sencillo de puntos en el que al final del día y en una pequeña asamblea se otorgarán los siguientes puntos pintándolos del color correspondiente en la casilla del día:
  • Punto verde para buen comportamiento.
  • Punto amarillo para comportamiento regular.
  • Punto rojo para mal comportamiento.

En mi caso, los viernes los utilizábamos como día especial, en el que se hacía un balance. Ese día se otorgaban los puntos azules, que sólo podían conseguirse si tenías toda la semana con puntos verdes, si no es así se pone el punto adecuado al comportamiento de ese día. Si ese día el alumno se porta mal y ha tenido puntos verdes el resto de la semana no tendría punto azul.

Es un sistema que no tiene mucha ciencia, y que nosotros podemos adaptar a diversos contextos y de otras muchas formas como por ejemplo incluyendo gomets. Algunas ventajas del “Medidor de comportamiento” son:
  • Los alumnos son partícipes del proceso viendo cada día cuantos puntos tienen y de qué color.
  • En todo momento el medidor de comportamiento está presente como elemento referencial en el aula.
  • Creamos un sistema en el que apoyar y aplaudir actitudes positivas premiándolas y castigando otras negativas.


Os animo a ponerlo en marcha en cualquier ámbito educativo. ¡Ya veréis como funciona! 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)