martes, 6 de mayo de 2014

DIVULGACIÓN | La fuerza de un imán

Fuente Imagen | Banco de imágenes INTEF
Los imanes pueden hacer cosas muy raras, por eso es tan divertido jugar con ellos. Pueden pegarse unos a otros. Pueden hacer que los clavos y los alfileres se sujeten unos a otros, como si fuesen personas agarradas de la mano. Pueden incluso conducirse unos a otros a través de un cristal. El imán que está encima del cristal sigue al imán que tu mueves por debajo del cristal.
Lo que hace trabajar a un imán es la fuerza o impulso. Esta fuerza es más fuerte en dos sitios que se llaman polos -el polo norte y el polo sur.
Cada polo del imán se pega a cosas de hierro y acero, como cazuelas y alfileres. Y cada polo también se queda pegado a un polo de otro imán. El polo norte de un imán y el polo sur de otro se atraen entre sí, y hacen que los imanes se queden pegados comos si fuesen buenos amigos.
Pero los imanes sólo se quedan pegados si los polos que se enfrentan son distintos. Si pones dos polos norte, o dos polos sur juntos, los imanes se repelen, es decir, intentan separarse.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por participar! =)